julio 22, 2024

Telecentro di Bologna e dell'Emilia-Romagna

Manténgase al tanto de las últimas novedades de España sobre el terreno

Una madre revela con insoportable detalle su última y desgarradora conversación con su hijo moribundo de cuatro años, diciéndole: «Voy a ir al cielo y jugar hasta que tú llegues allí».

Una madre revela con insoportable detalle su última y desgarradora conversación con su hijo moribundo de cuatro años, diciéndole: «Voy a ir al cielo y jugar hasta que tú llegues allí».

Una madre ha revelado la desgarradora última conversación que mantuvo con su hijo de cuatro años.

Ruth Scully, de Leonardtown, Maryland, perdió a su hijo de cuatro años, Nolan, en febrero de 2017 a causa de rabdomiosarcoma.

El cáncer, que afecta al tejido esquelético blando, es muy agresivo y puede propagarse rápidamente, volviéndose resistente a todas las formas de tratamiento.

Nolan tuvo sólo 15 meses para luchar contra la enfermedad, desde noviembre de 2015 hasta febrero de 2017, antes de que le quitara la vida.

En una de sus últimas conversaciones juntos, ella le dijo a su hijo que «ya no tenía que pelear más» y le dijo que iba a ir al cielo y «jugar hasta llegar allí».

Ruth Scully perdió a su hijo Nolan, ambos mostrados aquí, en febrero de 2017 debido a un tipo raro de cáncer.

El cáncer, que afecta al tejido esquelético blando, es muy agresivo y puede propagarse rápidamente, volviéndose resistente a todas las formas de tratamiento.

El cáncer, que afecta al tejido esquelético blando, es muy agresivo y puede propagarse rápidamente, volviéndose resistente a todas las formas de tratamiento.

En noviembre de 2015, los médicos diagnosticaron a Nolan rabdomiosarcoma alveolar, un cáncer poco común de tejidos blandos.

En noviembre de 2015, los médicos diagnosticaron a Nolan rabdomiosarcoma alveolar, un cáncer poco común de tejidos blandos.

Scully recuerda haberle dicho a su hijo: “Duele respirar, ¿no? eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.com. ¡Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!”

«Tienes mucho dolor, ¿verdad, cariño?», dijo, antes de agregar: «Caca, esta sustancia cancerosa es mala». Ya no tienes que pelear.

Su hijo respondió: No. «Pero lo haré por ti, mamá», lo que llevó a Scully a preguntar: «¿Es eso lo que estabas haciendo?». ¿Luchando por madre?

A pesar de las circunstancias, Nolan le dijo valientemente a su madre: «¡Bueno, claro!» Antes de que Ruth le preguntara: “¿Cuál es el trabajo de mi madre?”, él respondió con una gran sonrisa: “Mantenerme a salvo”.

Ruth dijo que se le partió el corazón cuando le dijo: “Cariño”. Ya no puedo hacerlo aquí. La única manera en que puedo mantenerte a salvo es en el cielo.

READ  La lluvia de meteoros Leónidas de este mes podría provocar la explosión de una estrella fugaz

Nolan le dijo de manera desgarradora: «¡Voy a ir al cielo y jugaré hasta que tú llegues allí!». ¿Vendrás verdad? «Por supuesto», respondió ella.

En septiembre de 2015, Nolan desarrolló congestión nasal, lo que sus padres asumieron que era un resfriado.

Pero pronto su respiración se volvió difícil. Los médicos probaron antibióticos, humidificadores, vapor y spray salino, pero nada funcionó. Decidieron tomar biopsias del tejido adenoideo detrás de la cavidad nasal.

Finalmente, en noviembre de 2015, los médicos diagnosticaron a Nolan rabdomiosarcoma alveolar, un raro cáncer de tejido blando: un tumor que presionaba sus vías respiratorias y provocaba que su «nariz estuviera congestionada».

Las fotos compartidas en las redes sociales muestran a un niño brillante y feliz, posando para fotografías con el personal del hospital y su familia con una brillante sonrisa.

En septiembre de 2015, Nolan desarrolló congestión nasal, lo que sus padres asumieron que era un resfriado común.

En septiembre de 2015, Nolan desarrolló congestión nasal, lo que sus padres asumieron que era un resfriado común.

En una de sus últimas conversaciones juntos, le dijo a su hijo que...

En una de sus últimas conversaciones juntos, ella le dijo a su hijo que «ya no tenía que pelear más» y le dijo que iba a ir al cielo y «jugar hasta llegar allí».

Un oncólogo le dijo a la familia que el cáncer del niño de cuatro años se había extendido y que grandes tumores presionaban sus bronquios y su corazón apenas cuatro semanas después de la cirugía de tórax abierto.

Un oncólogo le dijo a la familia que el cáncer del niño de cuatro años se había extendido y que grandes tumores presionaban sus bronquios y su corazón apenas cuatro semanas después de la cirugía de tórax abierto.

El cáncer crece en los revestimientos de los músculos, la grasa, los huesos o las articulaciones. Los pacientes a menudo experimentan párpados caídos, dolor de cabeza, náuseas y dificultad para orinar y defecar.

Rápidamente siguieron rondas de quimioterapia y radiación. Nolan perdió el cabello y poco a poco se fue debilitando.

READ  El cráter helado de Marte brilla en una nueva imagen del planeta rojo

La enfermedad es una forma de cáncer extremadamente agresiva y maligna, y en Nolan comenzó a extenderse por todo su cuerpo.

Una vez que se propaga, la tasa de supervivencia cae entre el 20 y el 40 por ciento.

Ruth escribió sobre querer describir los últimos días de Nolan por un tiempo y cómo su hijo no tenía «nada más que amor puro».

En una página de Facebook que ella y su esposo, Jonathan, crearon bajo el nombre de Nolan Strong, Ruth describe sus sentimientos como “sufrimiento incomparable”, en un conmovedor homenaje.

Cuando Ruth llevó a Nolan al hospital por última vez, éste padecía cáncer desde hacía más de un año, no había comido ni bebido nada en días y vomitaba constantemente.

El 1 de febrero, el oncólogo le dijo a la familia que el cáncer del niño de cuatro años se había extendido y que grandes tumores presionaban sus bronquios y su corazón apenas cuatro semanas después de la cirugía a tórax abierto.

El cáncer se había vuelto resistente a todas las opciones de tratamiento y lo único que los médicos podían hacer ahora era mantener a Nolan cómodo mientras se estaba deteriorando rápidamente.

«Cuando llevé a Nolan al hospital por última vez, supe que algo más andaba mal además de un caso C-DIFF persistente. Simplemente lo sabía, y por extraño que parezca, creo que él también. No había comido ni bebido. nada en días y estaba vomitando», escribió continuamente».

“El 1 de febrero nos sentamos con todo su equipo. Cuando habló la oncóloga, vi puro dolor en sus ojos.

Ruth compartió una foto de Nolan tirado en el suelo del baño, explicando cómo su hijo tenía demasiado miedo para apartarse de su lado incluso en la ducha.

Ruth compartió una foto de Nolan tirado en el suelo del baño, explicando cómo su hijo tenía demasiado miedo para apartarse de su lado incluso en la ducha.

El 4 de febrero de 2017, Nolan murió y una publicación que describía su batalla se compartió más de 928.000 veces.

El 4 de febrero de 2017, Nolan murió y una publicación que describía su batalla se compartió más de 928.000 veces.

«Ella explicó en ese momento que no creía que su cáncer fuera tratable ya que se había vuelto resistente a todas las opciones de tratamiento que habíamos probado y que el plan sería mantenerlo cómodo ya que se estaba deteriorando rápidamente».

Ruth explicó que su hijo durmió la mayor parte de los días siguientes y el dolor que sintió al firmar la orden de «no reanimar» del personal de emergencia.

El 4 de febrero de 2017, Nolan murió y una publicación que describía su batalla se compartió más de 928.000 veces.

Ruth añadió que su hijo amaba a su familia y amigos con tanta devoción y que “era un guerrero que murió con dignidad y amor”.

Junto a la carta hay una foto de Nolan tirada en el suelo del baño, que muestra cómo su hijo tenía demasiado miedo para apartarse de su lado incluso mientras se duchaba.

«Ahora soy yo la que tiene miedo de ducharse», escribió. “Ahora no queda nada más que una alfombra de baño vacía, donde un niño hermoso y perfecto esperaba a su madre”.